November 01, 2011

"Because this isn't Paris and this isn't London


And it's not Berlin

And it's not Hong Kong

Not Tokyo..."

It's Cali!


Cali recibió a ALBERTA FERRETI y MOSCHINO. 
Con una discutible alfombra roja y una corte de hombres portando armas. Al mejor estilo de una fiesta de quince de antaño ¿o de un país armado? se dio apertura al desfile de dos de las más importantes casas de moda Italianas. Sea dicho: ambas colecciones ya habían sido mostradas en su mejor esplendor posible durante la pasada semana de la moda de Milán en septiembre. Así, lo que estuvo bajo la lupa fue que tanto podía responder Colombia y el CaliExposhow a las pasarelas internacionales  invitadas.

Alberta Ferreti decepciono a muchos (porque le toco), tras un almuerzo cargado de flores colombianas en arreglos (de los más comunes), manteles color 'curuba en leche' y sillas plásticas con moño forradas en tela que debieron haber  mermado "la curiosidad" que trajo a nuestro país a la invitada (asi como dejarnos posicionados en algún lugar entre "muy originales o  faltos de sentido estético"), llegó la noche y la pasarela inaugural a cargo de la dama de la sobriedad italiana, su colección siendo una oda a lo artesanal sobre lo tecnológico, refrenció símbolos tribales bordados en vestidos, tejidos  y el uso de colores propios de  tribus de África, además de  motivos de la jungla estampados, que junto al chiffon su vuelo y vestidos de novia fueron más que acertados para seducir al mercado latinoamericano.  Para la apertura se vería que la pasarela que albergaría los desfiles era muy amplia, además  alta (un tipo de pasarela que tiene un carácter de espectáculo, que no iba a estar presente en Ferreti ni en muchos otros), se descubriría que la luz no era exactamente la mejor y los registros fotográficos no darían un resultado internacional. Los vestidos seguramente son muy bellos, pero en las modelos no se ajustaban bien, “la ropa les quedo grande” y no exactamente en un sentido literal. Las modelos caminaron raro, aunque en  Milán también (quizás los zapatos no eran  los más cómodos). Una colección con una labor exquisita, que no tuvo el soporte para verse tan bien como debía. 

Moschino llego a media semana y en la misma pasarela se presento a los colombianos con una mini-retrospectiva del mundo de ilusiones que ha creado. Logro un nivel de producción que sorprendió a muchos, un casting más depurado y también maquillaje y peinados  que hacían ver a las modelos  potencialmente globales. Con una colección llena de acento y accesorios  que solidificaba su visión para la primavera del próximo año: un viaje entre España y México , el fondo de la pasarela seria una réplica de encaje blanco reminiscente en muchos de los vestidos del cierre, encaje que podía pasar de la cabeza de una  ‘bailaora’ en Sevilla a  la de una ‘rezandera’ en Tamaulipas México.  Tocados y faldones  en amarillo uno de los colores de la (próxima) temporada, alegrarían la puesta en escena. Chaquetas matador ricamente bordadas trajeron de vuelta el ‘Chic taurino’ que creo su fundador. Cortos y sexys vestidos con sabor latino, flores, cruces y corazones, flecos y sombreros vaqueros, modelos un poco disfrazadas: parte del  humor y la irreverencia de Moschino que sin la presencia de  Rossella Jardini la directora creativa y con Bill Shapiro el co-creador de la línea masculina como representante, causo una buena  impresión. Muchos de los asistentes a la paserla sintieron la calidad de una casa con décadas de experiencia, lo que logro disipar los problemas que pudiera representar  el montaje. 


Hubo espacio para resaltar igualmente la labor de los diseñadores colombianos que entregaron colecciones con encanto que cada vez se ven más  solidas. Dos recomendados: la marca Duplicity (de las hermanas Rossana y Carolina Castro ) presento una colección  urbana enmarcada en New York con tejidos de punto, siluetas justas, un aire cosmopolita y una línea masculina que fácilmente podría venderse en cualquier parte del planeta, una gran opción (dentro de la reducida oferta)  para los hombres que quieren verse bien, además la experiencia de las hermanas dentro de las más consolidadas escalas de la industria  de la moda no ha sido en vano. Renata Lozano fue otra  colección con  un buen repertorio de piezas separadas para mezclar y muchas texturas de donde los favoritos seguro serán los vestidos cortos,  los  cinturones y collares. Ojala los medios tuvieran una cobertura mas completa para próximas ocasiones,  el liveStream y el cubrimiento en social media fue muy bueno,  pero hoy en día es muy reducido el material visual de calidad que se encuentra de la feria. Sobre cualquier diferencia que se pueda tener con la organización y el desarrollo, hay que rescatar la gestión y el esfuerzo del CaliExposhow y de sus organizadores a la hora de  acercar a los colombianos a  moda del mejor nivel posible, pues no siendo la feria mas importante del país suele ser la que más pesos pesados trae.

not 'the bay' either...  ;)












No comments: